lunes, marzo 07, 2005

Avellaneda

El nombre clave es Avellaneda. Sin él deberían celebrar la mitad del cuarto centenario del Quijote. O hacer una campaña a su favor después de ser uno de los casos de leyenda negra más sonados en la literatura por la oficialidad crítica. Borges escribió a través de su personaje Menard, que el Quijote de Cervantes "ahora es una ocasión de brindis patrióticos, de soberbia gramatical, de obscenas ediciones de lujo", citado por José Antonio Millán que señala: "Ójala pueda ser también ocasión de deleite de lectura, de goce lingüístico, y —más que agujero negro literario— pórtico de entrada a la época más rica de la letras españolas".

Salicio.