lunes, marzo 07, 2005

La docta ignorancia

Es sorprendente descubrir cuánta gente habla de oídas de él, sin haberlo leído jamás. Mencionar el "Quijote" está de moda.

Se ha convertido no sólo en la excusa perfecta para rellenar los silencios de las charlas de bar, sino, por desgracia, en el certero retrato de la cultura frívola y superficial de nuestra sociedad, que sólo repite el eslógan y las consignas de los habitantes de las sombras, que otros llaman "poderes fácticos".

Sólo diré que en lugar de abundar en lo que pocos conocen y muchos han olvidado, prefiero —cuando pase esta ola de irreverente entusiasmo— releer tranquilamente a este compañero de mi infancia, que a ratos me hizo dsfrutar y a otras horas padecer.

Nemoroso