domingo, mayo 08, 2005

En los prados literarios

Dime tú estimado Nemoroso en qué edad estamos cuando si miramos a nuestro alrededor vemos aquellos pastores que, en nuestra juventud, anduvieron el mismo prado y pisaron la misma hierba que nosotros.
Ahora los ves y sabes que aquellas pastoras y pastores reciben homenajes a su trayectoria, éstas por no sabemos cuántos libros o escritos, aquél por los cincuenta años. Uno prepara sus memorias, otro las calles donde nacieron las insignes glorias locales, relación de la que quizás no escapemos. Otros más entretenidos estarán en nuevos proyectos.
En cambio, pienso, nos conformamos mientras vemos crecer estos pastos de digitalización virtual que nos dan cierta libertad y poco vasallaje.

Salicio